Nuestra historia

Cuando en 1999 abrimos la floristería Livimar, teníamos un sueño: el propósito de permanecer siempre cerca de nuestros clientes y ayudarles a hacer sus deseos realidad. Nuestra intención no ha sido nunca el mero hecho de vender flores o plantas, sino sentimientos. La intención de hacer de cada ramo de flores, de cada ramos de rosas, de cada centro floral, de cada decoración, un trabajo único y exclusivo para cada cliente. Que cada una de nuestras creaciones, definidas como arte floral, exprese por sí mismo el sentimiento para el cual estaba destinado.

A día de hoy continuamos con este mismo sueño, trabajando con la ilusión del primer día. Siguiendo las últimas tendencias e innovaciones sin dejar de formarnos, porque nos apasionan las flores, las plantas, la decoración, los colores… Y nuestros clientes nos demuestran cada día que, aquel camino emprendido hace 18 años, es el correcto, con sus mensajes de agradecimiento.

Nuestro trabajo es diferente día a día, nos ilusiona, nos apasiona y nos gusta hacer arte floral y enseñar lo que hacemos. Siempre nos ponemos en el lugar de la persona que recibirá las flores, pensando en su ilusión por recibir ese regalo. Porque no todas las ocasiones son iguales, un cumpleaños, una cita, un aniversario, pedir perdón, un nacimiento de un bebe, el día de tu boda, expresar condolencias… o simplemente para decorar y dar un toque de alegría a tu hogar. Esos momentos importantes en tu vida o simplemente un detalle, a pesar de serlas mismas flores, las trabajaremos para que expresen un sentimiento diferente para cada ocasión.

Preparamos todos nuestros trabajos en el momento, nos gusta que nos veas el cariño con él que lo hacemos, que elijas tú las flores, los recipientes, lazos, envoltorios. Que confíes en nosotros y en nuestra experiencia para realizar la elección por ti. Realizaremos nuestro trabajo cuidadosamente, con todo el cariño del mundo, con el empeño de hacer el mejor de los trabajos, flor a flor, o combinaciones de plantas con complementos de decoración. Así vamos dando forma a ese sentimiento que hemos imaginado conjuntamente contigo. Por eso es arte floral, trabajos únicos, en los que siempre ponemos nuestro toque, el toque Livimar. Eso que nos diferencia, cuidando los detalles, que todos nuestros clientes reconocen en cada uno de nuestros ramos, centros, bouquets… Hacemos de las flores un arte para cumplir nuestro sueño: hacer sentir especial a quién lo reciba.

¿Qué hacemos?

Ramos de rosas

Ramos de rosas de primera calidad.

Ramos variados

Ramos con flores variadas

Regalos para nacimientos

Todos los regalos para regalar a las madres

Arreglos Funerarios

Clic aquí si quieres ver todo lo que hacemos

Os atendermos con mucho gusto y os proporcionaremos consejo sobre que regalo es el apropiado para cada ocasión.

Quienes somos

Floristería Livimar

Av. del Doctor Manuel Jarabo, 33. San Martín de la Vega
918 94 78 18

Estamos aquí:

Déjanos un mensaje

Te contestaremos lo antes posible